¡Vienen los judíos! Capítulo 2

El Canal 1 de la TV Israel ha comenzado a transmitir estos cortos de sátira histórica, especiales para aquellas personas conocedoras de las historias bíblicas y de la historia moderna de Israel. Leer más »

Cuento: Estación de niebla o el sexo de los ángeles

Autor: José Luis Najenson Fuente: Studio Shenkin La impensable nave, de color niebla e inusitada forma, se posó finalmente sobre el Monte del Templo, en Jerusalén. Su base aplastó las cúpulas de Leer más »

¡Vienen los judíos! Capítulo 1

Fuente: Hatzad Hashení El Canal 1 de la TV Israel ha comenzado a transmitir estos cortos de sátira histórica, especiales para aquellas personas conocedoras de las historias bíblicas y de la historia Leer más »

Cuento: Sansón y yo

Autor: Samuel Peccar Fuente: Studio Shenkin Querido Aron: Aunque te haya preocupado, no puedo negarlo: tengo problemas de relación con mis compañeros de oficina. Más aún: esos problemas me amargaron la vida Leer más »

Video: Who by fire – Leonard Cohen (Unetane Tokef)

‘Hay una vieja tradición que dice que un día del año el Libro de la Vida debe abrirse para inscribir a todos los que han nacido y todos los que han muerto, Leer más »

 

¡Vienen los judíos! Capítulo 2

esther

El Canal 1 de la TV Israel ha comenzado a transmitir estos cortos de sátira histórica, especiales para aquellas personas conocedoras de las historias bíblicas y de la historia moderna de Israel.

Cuento: Estación de niebla o el sexo de los ángeles

malajim

Autor: José Luis Najenson
Fuente: Studio Shenkin

La impensable nave, de color niebla e inusitada forma, se posó finalmente sobre el Monte del Templo, en Jerusalén. Su base aplastó las cúpulas de oro y plata-esos dos prepucios- y cubrió el cielo del barrio judío desde el Muro Occidental hasta la puerta de Sión. Por los flancos se extendió generosamente entre el huerto de Getsemaní y el Monte de los Exploradores, sin rozar los techos, mientras que la  aparente proa, en aguzada punta, descansaba sobre la vieja Estación del Ferrocarril, donde se dividen las aguas de la lluvia. Por allí, poco después, bajaron los ángeles.

El Domo de la Roca y la Mezquita de El Aksa retornaron al polvo, pero la Iglesia del Santo Sepulcro permaneció indemne, así como la Ciudadela de David. Y el viejo Muro, que había absorbido las lamentaciones judías durante milenios, aguantó una vez más, como para mostrar la dura cerviz del  Pueblo. El resto de la ciudad quedó intacto, salvo unas pocas casas adosadas a la Puerta de Damasco -sobre las murallas-y el fondo de la Pileta del Sultán, que se abrió en grietas, revelando el sitial de una fortaleza de los Macabeos. En la Capilla del Canta Gallo, no lejos del Gehena, nacía un arco iris con los colores cambiados: de un fucsia violento al azul de Francia y del infra-amarillo al ultra-rojo, que surcaba el cielo hasta la torre de la Universidad Hebrea, donde se detenía el viento.

¡Vienen los judíos! Capítulo 1

moshe

Fuente: Hatzad Hashení
El Canal 1 de la TV Israel ha comenzado a transmitir estos cortos de sátira histórica, especiales para aquellas personas conocedoras de las historias bíblicas y de la historia moderna de Israel.

Cuento: Sansón y yo

ole

Autor: Samuel Peccar
Fuente: Studio Shenkin

Querido Aron:

Aunque te haya preocupado, no puedo negarlo: tengo problemas de relación con mis compañeros de oficina. Más aún: esos problemas me amargaron la vida durante no poco tiempo. Empero, cuando contemplo a la distancia mis conflictos primerizos en el trabajo (hoy tengo otros), todavía no alcanzo a ver claro dónde se extienden los límites entre mis faltas y las de ellos. Porque cuando uno es nuevo en un país y nuevo en el trabajo, la susceptibilidad carece de frenos y se desboca. Y entonces ya se hace difícil determinar si la ofensa es real o un engendro de nuestra imaginación.

Con todo, durante aquella época, mi aclimatación al ambiente oficinesco me resultó tan suave e imperceptible como mi primer contacto con los comerciantes minoristas de Tel Aviv, cuando les ofrecía zapatos y sandalias. Los conflictos brotaban como sarpullido de verano. Por decenas podría citarte episodios de aquel período; pero hay uno que quiero relatarte especialmente, porque me provocó una serie dé reacciones que te han de interesar (o divertir, tal vez).

Video: Who by fire – Leonard Cohen (Unetane Tokef)

LeonardCohen_reuters_1200

‘Hay una vieja tradición que dice que un día del año el Libro de la Vida debe abrirse para inscribir a todos los que han nacido y todos los que han muerto, y se extiende hasta el punto de incluir los distintos medios de extinción y eliminación en este Valle de Lágrimas. Es una larga listo tétrica que empieza así: “¿Quién en el fuego? ¿Quién en el agua?”’ Leonard Cohen.

Cuento: La abuela tejedora

abuela

Autor: Uri Orlev
Fuente: Studio Shenkin

Un día llegó a una pequeña ciudad una vieja, viejísima abuela.

No traía un canasto, ni una valija con ropas, sólo un par de agujas y un bastón nudoso.

Caminó por la ciudad, sin encontrar vivienda.

Sentándose entonces en medio del campo, sobre una fría piedra, tejió un par de hermosas chinelas para sus cansados pies. No quería de ninguna manera  apoyar su calzado sobre las frías piedras,  por eso tejió la abuela una alfombra, sobre la cual descansar sus chinelas.

Biblia y literatura – El sacrificio de Isaac

akedat

Fecha de publicación: Enero 2014
Fuente: Letras Libres
Autor: Hugo Hiriart

Dios ordena a un padre pasar a cuchillo a su hijo más amado. Es tan inverosímil, tan absurdo que no parece inventado, ¿quién inventaría una cosa así? No puede ser porque de este Dios, Dios oculto, la genialidad teológica judía ha descubierto que es santo. Santo. ¿Puede un santo ordenar que se cometa un crimen bestial como este? Pone a prueba la obediencia de Abraham, se especula. Pero este recurso no salva la cuestión, porque sabemos ahora que se dan casos en los que hay que obedecer, y solo obedecer es criminal. El más repulsivo malhechor del siglo XX es el rutinario burócrata cumplido, obediente ante todo, burócrata de campo de exterminio o de Gulag, que alega que solo obedece órdenes.

Cuento: Contar estrellas

contarestrellas

Autor: Reuvén Mirón
Fuente: 
Studio Shenkin

En Afula, no lejos de la estación central, hay un hotel con el nombre “Carmel”. Una mujer, que pasó allí la primera noche tras abandonar su hogar, se levantó por la mañana, se higienizó  y luego se dijo: “Finalmente puedo paladear todo este placer presente”. Ella misma me contó estas cosas durante el desayuno que tomábamos casualmente juntos, sentados a la barra en el bar de la estación. Yo esperaba mi micro para seguir viajando. Ella me dijo que no esperaba nada. Los huevos y la ensalada  incluidos en  su menú los cambió por tres tazas de café adicionales.

¿La Biblia puede inspirar a las estrellas del rock?

Bono-Vox

Fecha de publicación: 18/11/2014
Fuente: Aleteia

No es una novedad pero siempre es una buena noticia. La historia del rock está llena hasta arriba de referencias bíblicas. Esta elección no necesariamente va seguida de una adhesión a la fe, pero atestigua que el Viejo y el Nuevo Testamento son una inagotable fuente de inspiración.

En un artículo de Avvenire (14 noviembre) se presenta una larga lista de rockeros, sobre todo americanos, en los que se comprueba “una continua inmersión en las Escrituras, que se muestran como una trama de símbolos, historias, significados, de la que la canción norteamericana nunca se ha cansado de acudir”.

“La Biblia es, en resumen, el gran “pre-texto” que atraviesa y forma algunas de las voces más significativas del rock americano.”

Cuento: La chomba decente

lachomba

Autor: Etgar Keret
Tengo una chomba de manga corta en el ropero, y un nuevo cumpleaños el próximo 20 de agosto, cinco días después de la desconexión israelí de Gaza. Para serles sinceros, tengo más de una chomba de manga corta, pero la naranja es la única que no tiene manchas y está en condiciones de ser usada en eventos tales como la firma de ejemplares en una librería, la asistencia un magazín televisivo o, incluso, en el bar-mitzvá de algún primo.

“La chomba decente”. Así la llama mi mamá para distinguirla del resto de mis chombas –en mal estado, raídas, impresentables- parapetadas en el armario. Pero en tiempos como los que corren, tiempos de amargos conflictos y confusiones aquí, en Israel, cuando los colonos y sus seguidores se han apropiado ya del color naranja y lo han tomado para sí como símbolo de la férrea resistencia contra la retirada –blandiendo cintas y calcomanías naranjas frente a automovilistas y transeúntes-, hasta una simple chomba, común y corriente, implica, al parecer, una toma de posición.