Dos muros para dos pueblos

Por Rabino Andy Faur El 31 de enero de 2016, se anotará en los anales de la historia de Israel como un dia histórico. El dia que el gobierno de derecha y Leer más »

Justicia en el Estado Judío

Fecha de Publicación: 16.12.15 Fuente: El blog de Daniel Kupervaser Autor:  Daniel Kupervaser   La conducta de una sociedad no se califica en base a la proporcionalidad de la cantidad de miembros que transgreden normas democráticas. Leer más »

Inmadurez democrática

Fecha de Publicación: 14.12.15 Fuente: Israel en Linea Autor:  Alberto Mazor Con ironía y mucha precisión, el filósofo judío francés Bernard-Henri Lévy sostiene que la democracia es un sistema en el cual algunos partidos pierden Leer más »

Januká – La Fiesta de las Luminarias o de como nace una festividad en la cultura judía

Fecha de Publicación: 06.12.15 Fuente: Judaismo Laico Autor:  Andy Faur   La festividad de Januká (de la inauguración o reinauguración) se festeja a partir del día 25 del mes de Kislev, noveno mes del calendario Leer más »

“HA OLAM DARKI” – העולם דרכי

BASES Y CONDICIONES Introducción   La fotografía es una herramienta que obliga a los seres humanos a mirar las cosas generales y las marginales también. Hay situaciones donde el maravilloso potencial fotográfico Leer más »

 

Dos muros para dos pueblos

publicacion 17

Por Rabino Andy Faur
El 31 de enero de 2016, se anotará en los anales de la historia de Israel como un dia histórico. El dia que el gobierno de derecha y religioso encabezado por Biniamin Netanyahu, aprobó la decisión de dar lugar a las corrientes liberales y pluralistas el acceso al Muro de los Lamentos.
Comparto con ustedes algunas reflexiones sobre la “decisión histórica” del gobierno de Israel de abrir una nueva sección del Kotel -Muro Occidental o de los Lamentos- permitiendo el ritual de sectores no ortodoxos en el lugar sagrado e histórico para los judíos por muchas generaciones.
Lamentos y alegrías en el Muro
Por un lado muestras de alegría y satisfaccion por parte de los sectores liberales, que despues de muchos años de denodada lucha encabezada por las tenaces y combativas Mujeres del Kotel, lograron el tan ansiado reconocimiento. Satisfacción, a pesar de que su demanda básica era el acceso libre y el derecho de rezar y cumplir con sus ritos de acuerdo a sus convicciones en la sección destinada a las mujeres en el Kotel “tradicional”.
Las Mujeres del Kotel, grupo feminista de mujeres y rabinas en su mayoría pertenecientes a los movimientos reformista y conservador, demandaron durante más de veinticinco años acceso igualitario para todas las corrientes religiosas del judaísmo.

Justicia en el Estado Judío

publicacion 47

Fecha de Publicación: 16.12.15

Fuente: El blog de Daniel Kupervaser

Autor:  Daniel Kupervaser

 

La conducta de una sociedad no se califica en base a la proporcionalidad de la cantidad de miembros que transgreden normas democráticas. Por el contrario, se la cataloga por la tolerancia o intolerancia con que sus estructuras judiciales y de control del orden actúan en sus esfuerzos por la erradicación de esos síntomas. Difícilmente se puede garantizar la inexistencia de contraventores de normas de conducta mayoritariamente establecidas. Por otro lado, se calificaría muy negativamente toda sociedad con actitudes oficiales pasivas y/o anuentes ante la aparición de estos fenómenos, inclusive por medio de minorías numéricamente despreciables.

La justicia israelí, en su renombrado currículum, es mundialmente reconocida por su firmeza e imparcialidad cuando investiga y castiga responsables de delitos tanto leves como atroces. Sin embargo, con el pasar del tiempo y el recrudecimiento del conflicto con los palestinos, cada día se hacen más evidentes ciertos aspectos en donde la capacidad de juicio de la policía, fiscalía y juzgados se ven afectadas por percepciones con raíces étnicas que dictan finalmente un proceder con cargado tinte discriminatorio.

Una de las últimas sentencias de la Suprema Corte de Justicia justamente es un fiel reflejo de esta preocupante tendencia. 

Inmadurez democrática

publicacion 46

Fecha de Publicación: 14.12.15

Fuente: Israel en Linea

Autor:  Alberto Mazor

Con ironía y mucha precisión, el filósofo judío francés Bernard-Henri Lévy sostiene que la democracia es un sistema en el cual algunos partidos pierden las elecciones sin que eso provoque una catástrofe política y social.

Según esa visión, no es suficiente que las personas voten y que un partido resulte triunfador ya que, como es sabido, el mundo está lleno de dictaduras gobernadas por sujetos que ganan comicios una y otra vez. Lo decisivo es que el partido gobernante pueda ser derrotado y que esa derrota no signifique el fin del mundo.

Una verdad así de simple en Israel llega a ser incómoda cuando algunos gobernantes, elegidos democráticamente, se convencen de que lo suyo es único e insustituible. En definitiva, que pueden  hacer lo que se les da la gana con el poder.

Januká – La Fiesta de las Luminarias o de como nace una festividad en la cultura judía

publicacion 45

Fecha de Publicación: 06.12.15

Fuente: Judaismo Laico

Autor:  Andy Faur

 

La festividad de Januká (de la inauguración o reinauguración) se festeja a partir del día 25 del mes de Kislev, noveno mes del calendario hebreo según el conteo bíblico,  durante ocho días  y que generalmente cae en el mes de Diciembre del almanaque gregoriano,.

En esta ocasión se festeja la victoria de los rebeldes Macabeos (Hasmoneos) sobre los griegos y  la recuperación de la autonomía politica y religiosa del Pueblo de Israel en Judea. Según la narrativa, en este día, las fuerzas macabeas recuperaron Jerusalem de manos de los griegos y sus cómplices judíos (Mitiavnim /Helenizados) y “reinauguraron”  los ritos en el Templo, que había sido saqueado, profanado y mancillado.

Fuentes y costumbres del Jag

La historia de la epopeya macabea, la encontramos escrita en los Libros de los Macabeos, que pertenecen a aquellos textos denominados apócrifos o externos. Estos libros fueron escritos en épocas cercanas a los hechos ocurridos, pero por diversos motivos no fueron incluidos en el Cánon Palestinense  (que hoy en día conocemos como el Tanaj – Biblia o Antiguo Testamento). Es interesante resaltar aquí, que los Libros de los Macabeos I y II si aparecen en la Septuaginta – versión judeo griega de la Biblia (Cánon Alejandrino) más extensa y completa, cuya compilación es previa al de Palestina y que fueron omitidos de esta última.

Si bien hay menciones previas sueltas y poco detalladas sobre Jánuka en el Tratado de Taanit y en la Mishna (S I–III de la e.c.), los preceptos de la festividad aparecen por primera vez en forma detallada y explícita en el Talmud de Babilonia, texto canonizado a fines de S VI  e.c., en donde se explicitan la mitzva (precepto) del encendido de las velas de Jánuka (una de las llamadas mitzvot de Rabanan) y la leyenda del milagro del jarrito con aceite para encender la Menorá, que alcanzaba para un día y duro ocho, ambas descritas en el Tratado de Shabat (21b) del citado texto.

“HA OLAM DARKI” – העולם דרכי

publicacion 44}

BASES Y CONDICIONES

Introducción

 

La fotografía es una herramienta que obliga a los seres humanos a mirar las cosas generales y las marginales también. Hay situaciones donde el maravilloso potencial fotográfico es enorme, y las imágenes realmente saltan a la vista, pero la mayoría de las imágenes se obtienen por el trabajo duro y paciente. Lo ideal sería que todas las imágenes estén cargadas de significado histórico, social y antropológico que representan, pero muy pocos llegan a ese nivel en el que se puede leer fácilmente, a partir de una foto, todo lo que ella significa.

Tema
El proyecto “Ha olam darki” consiste en un concurso de fotografías sacadas por javerim de Habonim Dror alrededor del mundo. El objetivo es que a través de estas fotos cada boguer o janij muestre una realidad de su día a día, retrate una situación, transmita un sentimiento. La espontaneidad en las fotos es fundamental para lograr que estas expresen, de manera artística, los diversos aspectos de la vida en cada lugar. No se trata solo de mirar, sino de saber ver, mostrar, expresar, interpretar, contar, sentir.

Ya que consideramos la fotografía como medio para expresar el arte y cultura de una sociedad,  queremos que por este medio los javerim de la tnua puedan mostrarnos su mirada sobre el país y ciudad donde viven, su visión sobre su sociedad. Les dejamos como ayuda las imagenes del fotografo israeli Alex Levac.

https://www.flickr.com/photos/136173037@N08/
https://www.google.com.ar/search?q=Alex+Levac+gallery&espv=2&biw=1360&bih=667&site=webhp&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwiLjImBqMDJAhXFH5AKHV_AB-AQ_AUIBigB&dpr=1#tbm=isch&q=Alex+Levac+

«A los 14 años me pidió convertirse al islam. A los 23 se esfumó a Siria»

publicacion 43

Fecha de Publicación: 26.11.15

Fuente: Mensuario Identidad

Autor:  Esther S. Sieteiglesias

Veronique Loute es una de las 520 madres de jóvenes belgas que se han unido a las filas del Estado Islámico en Siria.

En una Bruselas desierta por el estado de máxima alerta ante un «atentado terrorista inminente y real», Veronique Loute acepta encontrarse en un café de la capital belga con LA RAZÓN. Veronique tiene marcado a sangre y fuego aquel viernes 27 de octubre de 2012 en que su hijo, Sammy (entonces de 23 años) se esfumó hacia Siria. No hubo despedidas, ni explicaciones. Sabe, no obstante, que primero estuvo en Turquía hasta que terminó su entrenamiento y entró en Alepo para su «bautismo» como combatiente del Estado Islámico: la prueba de fuego. Su hijo se fue con un grupo de amigos belgas. En marzo de 2013 uno de ellos murió y fue el propio Sammy quien telefoneó a su madre para informarle de su muerte. A partir de ese día decidieron formar una asociación para apoyarse los unos a los otros, por desgracia, en Bruselas, no eran los únicos padres en esa situación.

Para la mayoría, son los crueles terroristas del 13-N; para 130 familias, los asesinos de sus seres queridos; pero para ocho parejas son sus hijos. Niños a los que un día dieron de comer, mecieron para que se durmieran y abrazaron después de una caída. La gran pregunta que les corroe es ¿por qué? Y aunque ahora quedan cada una vez a la semana gracias al paraguas de la organización «Des Parents Concernés» (Los Padres Concernidos) no logran una verdadera respuesta. Ahondan en la falta de integración, la búsqueda de una identidad, los hogares rotos, el paro entre la juventud musulmana que asciende a un 40%. Sus hijos eran «totalmente normales» hasta que un día se radicalizaron y se marcharon a Siria. La mayoría sueña con volver a verlos para estar cerca de ellos y pagarían por borrar sus años de yihad y poner el contador a cero. Sin embargo, lo que más temen es escuchar su nombre en las noticias o verlos como protagonistas de los macabros vídeos del Estado Islámico. En total, son unos 520 belgas los que han abrazado el extremismo y han viajado a Siria, la mayor cifra per cápita de la Unión Europea. Para Veronique Loute, que se jubiló el mes pasado, no hay un perfil común de «foreign fighter» (combatientes extranjeros), aunque ella hace mucho hincapié a lo largo de la conversación en que con la separación de su marido, de origen africano, Sammy sufrió mucho. «Yo soy cristiana, pero no bauticé a mis hijos. A los 7 años, él mismo me pidió bautizarse y después hacer la comunión». A los 14 años, cuando culminó la separación, su primogénito dio un giro y demandó convertirse al islam. «Pensé, ¿por qué no?» Poco después pidió el cambio de instituto porque en el anterior no había asignatura de fe musulmana. Ella lo achaca a las malas compañías, al fin y al cabo los amigos de su hijo adolescente. «En cuanto cumplió 20 me dijo que ya no quería vivir con su padre, quien se volvió a casar muy rápido y ya tenía un hijo». Tampoco le extrañó que aprendiera árabe en 2011. En apenas un año ya fue capaz de entenderlo. Veronique describe a su hijo como un chico muy independiente aunque lo cierto es que no pasaba un día sin que la llamara. En cada palabra referente a Sammy, se nota que le echa terriblemente de menos. «Hablábamos todos los días, era súper cariñoso y estábamos muy apegados. Teníamos, yo creía, una relación madre-hijo estupenda. Ahora él también lo tiene que estar pasando mal».

El difícil dilema: ¿recibir o no a los refugiados sirios?

publicacion 41

Fecha de Publicación: 03.11.15

Fuente: Nueva Sion

Autor: João Koatz Miragaya

La trágica muerte del niño kurdo-sirio, encontrado en una playa en Turquía, hijo de una familia que intentaba refugiarse en Europa, tuvo sus efectos también en Israel, que si bien es el Estado de la región que menos interfiere en la guerra civil que azota a Siria hace cuatro años, no está exento de sufrir consecuencias de la misma. Algunos pocos refugiados sirios heridos, hambrientos y sedientos traspasaron la frontera con Israel y fueron acogidos en las aldeas drusas localizadas en las Colinas del Golán. Hasta poco tiempo, el número era muy poco significativo, e Israel jamás abrió las puertas para estos refugiados, incluso después de la inminente aproximación del Estado Islámico. Pero Israel, pese a no haber tenido relaciones con Siria, siente la presión por la entrada de estos refugiados en el país. Y como muchos temas delicados, esto se tornó un verdadero dilema, que en esta nota se propone explicar.
El tema de los pocos refugiados sirios en Israel solo entró en el noticiero local hace pocos meses. La primera crisis se dio en el invierno: Israel bombardeó (no por la primera vez) a un territorio en el Golán sirio, matando a militantes del Hezbollah y a un general iraní. Hezbollah, milicia libanesa chiita y enemiga de Israel, participa de la guerra apoyando al presidente sirio Bashar Al-Assad, que a su vez es enemigo de Israel y también aliado de Irán. Es necesario decirlo claramente: ninguno de los grupos que intenta tomar el poder en el conflicto es aliado del Estado judío. Ni ISIS, ni Assad, tampoco los rebeldes (en su mayoría ligados al Al-Qaeda) son amigables con el sionismo. El único grupo razonablemente tolerante a Israel en esta guerra es el Ejército de Liberación Kurdo, que no pretende ser la fuerza dominante en todo el territorio cuando la guerra termine, y no recibe ningún apoyo israelí.
Israel, sin embargo, a veces realiza bombardeos puntuales en la frontera del Líbano con Siria, alegando impedir así el transporte de armas a Hezbollah. Estos ataques, hasta ahora, no fueron capaces de incluir a Israel como una pieza importante en el escenario de la guerra civil siria. Parafraseando el ex primer ministro israelí Menajem Begin, cuando se refirió a la guerra Irán-Irak, lo preferible para Israel es que todos los lados salgan victoriosos en esta guerra.
El conflicto en Siria, sin embargo, afecta a todos (incluso a Israel) de forma distinta. Por ser una guerra civil marcada por crímenes de lesa humanidad cometidos por casi todos los sectores en pugna, por las centenas de miles de muertos, por haber generado una enorme cantidad de necesitados de abrigo (refugiados), corriendo real riesgo de vida. E Israel, también sin jamás haber tenido relaciones con Siria, siente la presión por la entrada de estos refugiados en el país.
Israel está enfrentando a la opinión pública y a sus cuestionamientos desde que refugiados sirios, huyendo de las batallas en la región de Quneitra (Golán sirio), comenzaran a entrar en Israel buscando atención médica, y permanecieron. El pequeño pueblo druso Majdal Shams se ha tornado un refugio, donde pudieron recibir los cuidados necesarios y abrieron sin querer los ojos de algunos sirios a la opción de tener a Israel como un destino seguro, a pesar de ser un país enemigo. De repente, las comunidades drusas israelíes, caracterizadas por su fidelidad al país, pasaron a exigir al gobierno israelí que permitiese la entrada de los drusos sirios como refugiados. El gobierno se negó, probablemente por miedo a represalias internacionales por aceptar a miembros de una etnia y no de otra (en otras palabras, racismo), y decidió no aceptar a nadie. Parte de los drusos se molestó, y pasó a reproducir una postura hostil hacia algunos refugiados sirios que conseguían cruzar a la frontera con Israel, llegando a promover hasta mismo un linchamiento.
Nada de esto, sin embargo, llegó a ser tapa en los principales periódicos del mundo, y tampoco tuvo mucha atención de la opinión pública en Israel. Solo la muerte del niño sirio, que salió en toda la prensa mundial, hizo que la discusión sobre la entrada de refugiados sirios en Israel se tornase pública y parte de la agenda política de los partidos.

Pragmatismo y moral
La discusión sobre la aceptación de refugiados en Israel siempre fue al mismo tiempo moral y pragmática. Los sirios no fueron los pioneros del tema: anteriormente, sudaneses y eritreos tornaron público el debate, pero no lo suficiente como para generar polémica como fue en el caso sirio. Parte de la población (en general apoyada por los partidos que están a la derecha del mapa político) defiende que la entrada de refugiados, en general, facilita a la infiltración de terroristas en el país, un argumento pragmático. Por otro lado, parte de la población (en general apoyada por partidos de izquierda) cree que Israel tiene la obligación de aceptar refugiados exactamente por el hecho de haber sufrido el pueblo judío en el pasado con la negligencia de la gran mayoría de la comunidad internacional, lo que derivó en la muerte de millones de personas. Un argumento moral. Tal como en el caso de los sudaneses y eritreos, el caso sirio provoca las mismas argumentaciones.
El pionero en la discusión fue el parlamentario Eleazar Stern (Yesh Atid), que recomendó al primer-ministro Benjamín Netanyahu (Likud) a hacer lo mismo que hizo Begin y aceptar refugiados, refiriéndose a los vietnamitas que llegaron al país en los años ‘70. Stern incluso afirmó que, después de la Shoa, Israel no tiene el derecho de negarse a recibir refugiados. El líder de la oposición. Itzhak Herzog (Unión Sionista), acordó con Stern afirmando que “los judíos no pueden ser indiferentes frente a una situación de refugiados ahogándose en el mar”. El ministro de Transportes israelí, Katz (Likud) respondió a Herzog recomendando que el líder laborista lleve a los refugiados a su casa. Y el ministro del Turismo, Yariv Levin, dijo que el comentario de Herzog fue populista, acordando que Israel fue uno de los primeros a prestar ayuda humanitaria a los sirios heridos que llegaron a Majdal Shams. Por fin, recomendó a la Autoridad Palestina que los recibiera, olvidándose que ésta necesita de la autorización del gobierno israelí para eso.
De forma menos agresiva, el primer ministro Benjamin Netanyahu también manifestó desacuerdo con Herzog cuando, presionado por parte de la opinión pública, dijo que Israel es un país muy pequeño para recibir estos refugiados. Como contrapartida, Issawi Frej (Meretz) dijo justamente lo contrario, citando kilómetros de tierras deshabitadas en el norte del país, listas para recibir a los refugiados sirios, víctimas de un genocidio de hombres, mujeres y niños. Un argumento pragmático contra un argumento moral.
El más pragmático en toda la polémica fue el líder del partido Yesh Atid, Yair Lapid, quien expresó que Israel no está listo para abrir un precedente para la vuelta de los refugiados palestinos, y por eso, debe recusarse a recibir refugiados sirios. Quien consiguió sintetizar el dilema entre moral y pragmatismo de la mejor forma fue el parlamentario Betzalel Smotrich (La Casa Judía), que dijo que su estómago está a favor de abrir las puertas para la entrada de los refugiados, pero su razón va en sentido contrario. Dijo que su instinto humano lo lleva a desear esta acción, pero que Israel no tiene ni condiciones nacionales (referencia a los árabes antisionistas que podrían entrar en el país) ni demográficas (en relación al posible aumento de la población árabe musulmana en el país), ni económica para aceptarlos. Él mismo explicó el dilema.
Este dilema es lo que realmente motiva a la decisión de los parlamentarios israelíes. Unos siguen a su instinto emocional, otros al pragmatismo. Israel, de hecho, es un país pequeño, un poco más grande que Líbano, que recibió más de un millón de refugiados sirios (casi 30% de su población). Su economía es frágil, pero no más que la de Uruguay, que abrió sus puertas para estos mismos refugiados. Israel puede esperar que los países árabes abran sus fronteras para estos sirios, alegando ser de ellos la más grande responsabilidad por ser pueblos hermanos, tal como argumentaron algunos países de Latinoamérica con los judíos durante el Holocausto, cuando atribuyeron a Europa la mayor responsabilidad de salvarlos.
Todas las excusas pragmáticas serán suficientes para justificar a una decisión política, pero esto no las torna moralmente correctas. El sentimiento de humanidad debe prevalecer, principalmente cuando los judíos son el ejemplo de lo que puede pasar a un pueblo cuando su genocidio es ignorado. En las sabias palabras del Talmud se encuentra la respuesta al dilema moral: “Quien salva a una vida salva al mundo entero”. Todos sabemos que ningún país pequeño puede recibir a todos los refugiados sirios, y tenemos la certeza de que cerrar las puertas es un acto pequeño comparado a lo que muchos países hicieron con los judíos hace ‘70 años, en la Segunda Guerra Mundial. Israel debería recibir refugiados sirios, aunque sea una cantidad limitada. Es cierto que desestabilizaría un poco al país, pero vale la pena. Es mejor errar intentando hacer el bien que morir sin saber lo que es procurar hacer lo correcto.

 

Diez mil personas marcharon contra el acuerdo de gas

publicacion 40

Fecha de Publicación: 15.11.15

Fuente: Aurora

Autor:  s/n

Se llevaron a cabo protestas en todo el Israel contra el acuerdo propuesto por el gobierno para regular la industria del gas natural. Diez mil personas se manifestaron en 16 ciudades, y en su mayoría en Tel Aviv.

Los manifestantes pidieron al gobierno detener el acuerdo, calificándolo como un regalo a las compañías de gas y una rendición ante una práctica de monopolio. Las calles principales en Tel Aviv, Jerusalén, Beer Sheva y Haifa fueron cerradas debido a las protestas.

Las manifestaciones comenzaron con un minuto de silencio en memoria de las víctimas del terror de París atacadas el viernes por la noche, así como las víctimas del atentado en las colinas del sur de Hebrón, también ocurrido el viernes.

El orador principal en la manifestación de Tel Aviv fue el Prof. Yaron Zelekha, el ex contador general en el Ministerio de Finanzas. Él dijo que el acuerdo no sólo es un robo,sino también “un crimen organizado”. “El que da las arcas públicas a sus amigos, comete una injusticia. El gobierno creó con sus propias manos el monopolio más grande y más potente en la historia de la economía israelí, y habrá precios excesivos del gas durante los últimos cinco años”, agregó.

Parashat Vaishlaj Bereshit (Génesis) 32:4 – 36:43 Efraim Zadoff

publicacion 38

Capítulo 34
(1) Dina, la hija que Lea había dado a luz a Iaakov, salió para ver a las hijas de aquella tierra. (2) Shjem, hijo del jivita Jamor, gobernante de esa tierra, la vio y la tomó, se acostó con ella y la violentó. (3) Y su alma se apegó a Dina, hija de Iaakov; amó a la joven y le habló cariñosamente. (4) Shjem habló con su padre Jamor y le dijo: “Tómame a esta joven por mujer”.

En esta parashá hay varios relatos interesantes y dramáticos:
El reencuentro cargado de tensiones entre los dos hermanos: Esav y Iaakov y su reconciliación.
La lucha de Iaakov toda la noche con un hombre misterioso, tras lo cual se cambia el nombre de Iaakov a Israel.
La alegría y el dolor se entrelazan. El nacimiento de Biniamín el décimosegundo hijo varón de Iaakov que causa el fallecimiento de su amada esposa Rajel.
De ahí Iaakov y su campamento continúan hacia el sur y se asientan cerca de la ciudad de Shjem.

La abuela tejedora de Uri Orlev

publicacion 37

 

LA ABUELA TEJEDORA, de Uri Orlev

Un día llegó a una pequeña ciudad una vieja, viejísima abuela.

No traía un canasto, ni una valija con ropas, sólo un par de agujas y un bastón nudoso.

Caminó por la ciudad, sin encontrar vivienda.

Sentándose entonces en medio del campo, sobre una fría piedra, tejió un par de hermosas chinelas para sus cansados pies. No quería de ninguna manera  apoyar su calzado sobre las frías piedras,  por eso tejió la abuela una alfombra, sobre la cual descansar sus chinelas.

¿Pero dónde extendería su alfombra? En todo el  lugar había sólo espinas y matorrales.

Tomó la abuela sus fuertes agujas, y después de un rato de agitado trabajo, tejió un suelo. Tendió su alfombra sobre el nuevo piso.

¿Y de dónde sacar una cama o un sofá?

A golpecitos de aguja contra aguja tejió una cama, una almohada y un almohadón, un colchón y unas sábanas, y en un costado, una enorme bañadera

A golpecitos de aguja contra aguja  tejió una pared, una ventana y una lámpara.

Después tejió una viga, otra viga, y entre ellas un techo y su cielorraso.

Y de no tener un té en su pava, ¿cómo levantarse por las mañanas?

Tendrá un té en la pava, a no preocuparse, tejió una pava, un plato, una torta, y tres tacitas, porque no iría a vivir sola en su casa.

A golpecitos de aguja sobre aguja, la abuela sabe lo que quiere.

Esta es una gran obra de arte, una  obligación  honorable.