25 años del atentado a la embajada de Israel

Un texto más

Hoy 17 de marzo, no es necesario escribir un texto contando lo que pasó porque se supone que todos lo sabemos… Se supone, ¿no? Al menos los argentinos deberíamos.
En lo personal, como bogueret, judía, argentina o simplemente como habitante del mundo, el rememorar este tipo de acontecimientos me hace surgir preguntas; me gustaría saber ¿hasta cuándo?
¿Hasta cuándo vamos a tener que seguir buscando a los responsables?
¿Hasta cuándo deberemos seguir haciendo manifestaciones públicas en busca de una respuesta?
¿Hasta cuándo seguirán estos atentados de persona a persona?
¿Hasta cuándo viviremos con miedo a salir a la calle?
¿Hasta cuándo vamos a tener que seguir buscando una coexistencia sin miedos con nuestros propios vecinos en nuestros países?
¿Hasta cuando vamos a vernos obligados a seguir pidiendo paz? Harta de hacerme estas preguntas año a año sueño con un mundo de coexistencia donde estas hayan quedado atrás.
Este día es un ejemplo más para la lista interminable de actos contra la vida humana y de lo lejos que estamos de vivir en un mundo donde reine el sentir empatía por el otro, un mundo de respetar las diferencias y buscar una paz compartida.
Por todo ello, tenemos que seguir activando y trabajando para que en el futuro no tengamos miedo al salir a la calle. Por un futuro en que no sea necesario hacer manifestaciones públicas porque esa solución que tanto buscamos y tanto pedimos, ya la habremos encontrado.
En memoria de las víctimas del atentado a la embajada, pido por un mundo distinto, de coexistencia y de paz.

Lara Avila Booth – Bogueret de Habonim Dror Argentina

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *